ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados

957002047

Los nuevos anticoagulantes

Ya son una realidad

Los fármacos anticoagulantes consiguen que la sangre sea más fluida, evitando así que se formen coágulos o trombos a nivel de los vasos sanguíneos o del corazón. Y es que, dichos trombos pueden ocasionar problemas en la región del cuerpo donde se originan, por ejemplo, en las venas de las piernas; pero si, además, éstos se desprenden de su lugar de origen (embolizan), y se desplazan por el torrente sanguíneo, pueden ocasionar obstrucciones vasculares a distancia del punto de origen. De hecho, este proceso puede provocar un ictus cerebral o cuadros de embolismo pulmonar.

¿Quiénes los necesitan?

Muchos pacientes deben tomar cada día fármacos anticoagulantes para evitar estas complicaciones. Entre ellos se encuentran los sometidos a intervenciones quirúrgicas que requieren una inmovilización de las piernas, como son las cirugías de implante de prótesis de cadera o de rodilla. Pero hay un grupo más numeroso de pacientes que los requieren, son los que padecen una arritmia denominada fibrilación auricular, la cual es muy frecuente entre la población. Los pacientes que sufren esta arritmia y, además, presentan determinadas característica, como es llevar implantada una válvula mecánica en el corazón, padecer una afectación de las válvulas secundaria a fiebres reumáticas, o reúnen varios factores de riesgo de trombosis en este contexto (edad avanzada, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, diabetes, o haber padecido un ictus o una embolia previamente), tienen más posibilidades de que se formen trombos en su corazón y, por ello, necesitan tomar fármacos anticoagulantes.

El inconveniente de los clásicos.
El fármaco anticoagulante oral más habitual en nuestro medio es el acenocumarol, que lo toman más de setecientos mil pacientes en España, y se lleva comercializando más de cuarenta años. Menos habitual es la warfarina que, sin embargo, es el más utilizado en otros países. El cenocumarol es un medicamento muy eficaz en su función anticoagulante, pero presenta una gran variabilidad, por lo que no existe una dosis fija para todos los pacientes, ni siquiera para el mismo paciente cada día, lo que obliga a éstos a realizarse analíticas de forma periódica para determinar la dosis necesaria diaria. Además, sus efectos pueden alterarse al comer ciertos alimentos (vegetales de hoja verde oscura, chocolate, determinadas
legumbres) y el resto de medicaciones que toma el paciente, lo que puede provocar que no esté adecuadamente anticoagulado, o que el efecto anticoagulante sea superior al deseado y aumente la posibilidad de que se produzcan hemorragias graves.

Posibles alternativas
En los últimos años, se ha avanzado en la investigación de una serie de nuevos fármacos anticoagulantes orales, que se están posicionando como una alternativa al acenocumarol. Éstos son muy eficaces en la protección frente a las trombosis y embolias, mientras que carecen de las desventajas enumeradas del anticoagulante clásico, ya que su mecanismo de acción sobre la coagulación es totalmente diferente.
Los tres fármacos que están más desarrollados, de hecho, algunos ya se están comercializados con indicaciones variables, son el dabigatrán, el rivoroxabán y el apixabán.

Fuente:http://www.fundaciondelcorazon.com/images/stories/documentos/pdf-cys/cys-97-abril-2012.pdf

Un futuro cercano

Existen algunos grupos de pacientes en los que ya se puede iniciar el tratamiento con alguno de los nuevos fármacos, pero por motivos de seguridad, no se puede extrapolar la indicación a todos los pacientes. Es muy probable que en los próximos meses, sean más los que se beneficien de estos medicamentos, pero aún hay que esperar a los resultados de distintas investigaciones que están o van a estar en marcha en un futuro próximo.

Resultará fundamental disponer de una prueba de laboratorio fiable que permita conocer el grado de anticoagulación alcanzado en cada paciente. El cardiólogo, el hematólogo, el internista y, en general, el médico proporcionará información a cada paciente de forma individual sobre el estado preciso de sus indicaciones, contraindicaciones, riesgos y beneficios, en función de las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias en cada momento.

La balanza de los pros y los contras

Los nuevos fármacos anticoagulantes presentan una serie de ventajas sobre el tradicional tratamiento con acenocumarol, pero también una serie de desventajas.

VENTAJAS

DESVENTAJAS

Ø LOS NUEVOS FÁRMACOS AFECTAN A LA COAGULACIÓN MUY RÁPIDAMENTE, es decir, que se consigue el efecto deseado sobre el estado de coagulación mucho antes que cuando se toma acenocumarol. Así, hasta ahora, en los pacientes en los que el efecto anticoagulante no puede demorarse debido a un alto riesgo de trombosis, a la vez que se empieza el tratamiento con acenocumarol, se debe iniciar un tratamiento con heparina subcutánea o intravenosa, de mayor rapidez de acción. Una vez que el acenocumarol produce los efectos deseados sobre la coagulación, se termina la administración de las heparinas. En cambio, con los nuevos anticoagulantes, sólo es necesario iniciar el tratamiento con estos fármacos, pues a las pocas horas el efecto anticoagulante ya es pleno.

Ø EL TIEMPO QUE ESTOS NUEVOS FARMACOS PERMANECEN EN EL ORGANISMO, manteniendo su efecto anticoagulante, antes de ser eliminados, es mucho más breve que el de acenocumarol. Esto permite que, en casos en los que es necesario cesar el tratamiento temporalmente para, por ejemplo, someterse a una intervención quirúrgica, el tratamiento se pueda mantener hasta un tiempo más cercano al momento de la intervención. Ésto, a su vez, evita la necesidad de iniciar un tratamiento con heparinas en esos días previos para proteger el riesgo tromboembolico.

Ø EL TRATAMIENTO CON LOS NUEVOS ANTICOAGULANTES NO REQUIERE UNA MONITORIZACIÓN DE LA COAGULACIÓN DE FORMA REGULAR, es decir, no es preciso que al paciente se le extraiga una muestra de sangre de forma periódica, para ir ajustando la dosis del fármaco que se debe administrar. La dosis de los fármacos es fija. El rivoroxabán se toma una vez al día como el acenocumarol; mientras que el dabigatrán y el apixabán se toman dos veces al día.

Ø ESTOS MEDICAMENTOS PRESENTAN MUCHAS MENOS INTERACCIONES que el acenocumarol en sus efectos anticoagulantes, tanto con los alimentos como con otros fármacos.

Ø EL HECHO DE QUE EL TIEMPO MEDIO DE ACCIÓN DE LOS NUEVOS ANTICOGULANTES SEA BREVE, HACE MAS VULNERABLE AL PACIENTE frente a los efectos negativos de una adherencia al tratamiento no adecuada, es decir, que el paciente no se tome la medicación de forma precisa (la dosis que le toque tomar cada día, bien una o dos al día, según el fármaco anticoagulante prescrito). Si el paciente se ?salta? una dosis del fármaco, la coagulación vuelve a su estado original, por tanto, no anticoagulado, lo que le hace mas vulnerable al riesgo de presentar eventos tromboembolicos.

Ø AL CONTRARIO DE LO QUE OCURRE CON EL ACENOCUMARO, EN CASO DE QUE SURJA UNA EMERGENCIA que requiera que el paciente no esté anticoagulado (por ejemplo, una intervención quirúrgica de urgencia, o una complicación hemorrágica que incluso puede estar relacionada con una sobredosificación de fármaco anticoagulante), de forma general, no existen productos que reviertan con rapidez los efectos anticoagulantes de los nuevos fármacos.

Ø LA INTENSIDAD DE SOMETERSE A CONTROLES PERIODICOS PARA DETERMINAR LA DOSIFICACIÓN DEL FÁRMACO se convierte en una desventaja para los pacientes con problemas en la función del hígado o del riñón (los órganos encargados de metabolizar y eliminar estos fármacos). La razón es que en ellos, la dosis del nuevo fármaco se debe ajustar de especial, pues requieren una menor dosis para que se consigan los mismos efectos sobre la coagulación.

Ø LOS REACTIVOS DE LABORATORIO ACTUALES NO SON ADECUADOS PARA DETECTAR con precisión los efectos sobre la coagulación que ejercen estos fármacos, lo que representa una limitación importante. Así, por ejemplo, y al contrario de lo que ocurre con el acenocumarol, una analítica no ayuda a identificar si el paciente está tomando puntualmente su dosis. Además el hecho de que no sea necesaria la monitorización periódica, puede favorecer el incumplimiento del tratamiento.

Ø EL PRECIO DE UN FÁRMACO, sin ser una variable fundamental, es importante. Los nuevos fármacos anticoagulantes tienen un precio mucho más elevado que el acenocumarol.

Volver
C/ Mª Montessori s/n Edf. FEPAMIC C.P. 14011 (Córdoba) Córdoba :: Tlfo: 957002047 - 687440736 :: Email: acpaanticoaguladoscordoba@gmail.com
Logotipos de subvenciones
Política y condiciones de Uso

INFORMACIÓN LEGAL LSSI Y LOPD

1.- Información sobre ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados

En cumplimiento del artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE).

ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados
CIF: G14698567
Dirección: C/ Mª Montessori s/n Edf. FEPAMIC C.P. 14011 (Córdoba) Córdoba
Teléfono: 957002047
Fax:
Correo Electrónico: acpaanticoaguladoscordoba@gmail.com

2.Protección de datos de carácter personal

Cualquier tratamiento de datos de carácter personal que ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados efectúa utilizando la página web anticoaguladoscordoba.es se realiza aplicando la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal (LOPD)

3.Oposición a envíos de comunicaciones comerciales por vía electrónica

ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados ofrece al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales, tanto en su panel de usuario, como en cada una de las comunicaciones comerciales que son enviadas. Si desea oponerse a estos envíos, sólo tiene que comunicarlo a través de los medios anteriormente descritos o un mensaje a la dirección de correo electrónico acpaanticoaguladoscordoba@gmail.com

1.Datos de la empresa. En cumplimiento del artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, a continuación se exponen los datos identificativos de la empresa. Denominación Social: ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados G14698567 Domicilio Social: C/ Mª Montessori s/n Edf. FEPAMIC (Córdoba) Teléfono: 957002047

2. Propiedad intelectual: El código fuente, los diseños gráficos, las imágenes, las fotografías, los sonidos, las animaciones, el software, los textos, así como la información y los contenidos que se recogen en el presente sitio web están protegidos por la legislación española sobre los derechos de propiedad intelectual e industrial a favor de ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados y no se permite la reproducción y/o publicación, total o parcial, del sitio web, ni su tratamiento informático, su distribución, su difusión, ni su modificación, transformación o descompilación, ni demás derechos reconocidos legalmente a su titular, sin el permiso previo y por escrito del mismo, ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados

El usuario, única y exclusivamente, puede utilizar el material que aparezca en este sitio web para su uso personal y privado, quedando prohibido su uso con fines comerciales o para incurrir en actividades ilícitas. Todos los derechos derivados de la propiedad intelectual están expresamente reservados por ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados. ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados velará por el cumplimiento de las anteriores condiciones como por la debida utilización de los contenidos presentados en sus páginas web, ejercitando todas las acciones civiles y penales que le correspondan en el caso de infracción o incumplimiento de estos derechos por parte del usuario.

3. Protección de datos de carácter personal. En el marco del cumplimiento de la legislación vigente, recogida en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, sobre protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), cuyo objeto es garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades y derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal, ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados informa a los usuarios que en el presente sitio web no se solicitan ni registran datos de carácter personal.

4. Varios

A.-ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados no utiliza cookies que se quedarán almacenadas en el ordenador. Las cookies son pequeños archivos que nuestro ordenador envía al suyo, pero que no nos proporcionan información ni sobre su nombre, ni sobre cualquier dato de carácter personal suyo. Cuando el usuario se encuentre navegando por las páginas web de ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados el servidor donde se encuentra alojada reconoce automáticamente la dirección IP de su ordenador, el día y la hora en la que comienza la visita, en la que abandona la visita, así como información sobre las distintas secciones consultadas. Es necesario que el servidor conozca estos datos para poder comunicarse y enviarle la petición realizada y que a través del navegador se pueda ver en la pantalla.

B.- ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados podrá modificar, sin previo aviso, la información contenida en su sitio web, así como su configuración y presentación.

C.- ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados se compromete a través de este medio a NO REALIZAR PUBLICIDAD ENGAÑOSA.

A estos efectos, por lo tanto, no serán considerados como publicidad engañosa los errores formales o numéricos que puedan encontrarse a lo largo del contenido de las distintas secciones de la web de ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados, producidos como consecuencia de un mantenimiento y/o actualización incompleta o defectuosa de la información contenida es estas secciones. ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados, como consecuencia de lo dispuesto en este apartado, se compromete a corregirlo tan pronto como tenga conocimiento de dichos errores.

D.-ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados se compromete a NO REMITIR COMUNICACIONES COMERCIALES SIN IDENTIFICARLAS COMO TALES, conforme a lo dispuesto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de comercio electrónico. A estos efectos no será considerado como comunicación comercial toda la información que se envíe A LOS CLIENTES de ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados siempre que tenga por finalidad el mantenimiento de la relación contractual existente entre cliente y ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados, así como el desempeño de las tareas de información, formación y otras actividades propias del servicio que el cliente tiene contratado con la empresa.

E.- ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados no se hace responsable del incumplimiento de cualquier norma aplicable en que pueda incurrir el usuario en su acceso al sitio web el presente sitio web y/o en el uso de las informaciones contenidas en el mismo.

F.-ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados no será responsable de los daños y perjuicios producidos o que puedan producirse, cualquiera que sea su naturaleza, que se deriven del uso de la información, de las materias contenidas en este web site y de los programas que incorpora. Los enlaces (Links) e hipertexto que posibiliten, a través del sitio web el presente sitio web, acceder al usuario a prestaciones y servicios ofrecidos por terceros, no pertenecen ni se encuentran bajo el control de ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados; dicha entidad no se hace responsable ni de la información contenida en los mismos ni de cualesquiera efectos que pudieran derivarse de dicha información.

G.- ACPA - Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados no se hace responsable del uso ilegítimo que terceras personas puedan hacer de los nombres de marca, nombres de producto, marcas comerciales que, no siendo propiedad de dicha entidad, aparezcan en el presente sitio web. Tampoco se responsabiliza de la integridad, veracidad y licitud del contenido de los enlaces a las webs a las que pueda accederse desde el presente sitio web.

H.- En definitiva, el Usuario es el único responsable del uso que realice de los servicios, contenidos, enlaces (links) e hipertexto incluidos en el sitio web el presente sitio web.

Diseña y Desarrolla: Movatec